El Sónar llega en grande con Chemical Brothers y mas

Chemical Brothers, Hot Chip y un congreso dedicado a la cultura digital, el festival arriba en diciembre al país.chemical-brothers

A 15 años del desembarco de Creamfields, Argentina vuelve a recibir un producto extranjero de eficacia comprobada: el festival catalán de música y tecnología Sónar. El 3 de diciembre, en el complejo Al Río (en Vicente López) se realizará la primera edición completa del festival (en 2006 se había hecho el Sónar Sound, una versión más acotada), con The Chemical Brothers como headliner de una cartelera que tiene a Hot Chip, Brodinski y Recondite, entre otros. Como sus compatriotas Hot Chip, la dupla de hermanos químicos, formada por Tom Rowlands y Ed Simons, llegará con el disco Born in the Echoes, editado a mediados de julio. “Chemical Brothers era el número más indicado para liderar Sónar Buenos Aires”, dice Matías Loizaga, director de entretenimiento de Pop Art, la productora que tras una larga gestión llegó a un acuerdo con los fundadores catalanes para que Buenos Aires esté en la gira sudamericana del festival (también se hará en San Pablo, Santiago y Bogotá). “Chemical Brothers fue punta de lanza de la música electrónica hace años, siempre tuvo un perfil innovador y su show se apoya mucho en lo visual. Van a venir con un set similar al que tuvieron en los festivales más importantes de Europa.” Loizaga explica que Sónar no es una franquicia: “Es una colaboración. Por ejemplo, los artistas emergentes locales los definimos en conjunto, con muchas reuniones cara a cara y por Skype”, dice.

“Siempre que los artistas locales pueden compartir con colegas internacionales está bueno”, dice Javier Zuker, integrante de Poncho, uno de los actos nacionales confirmados, aparte de Leandro Fresco, DJs Pareja, Diosque y Nico Cota. “Además, es un evento que no es ni rockero, ni electrónico; sino de música para bailar. No importa si la hacen DJs, músicos electrónicos o bandas.”

Como en España, la versión argentina tendrá Sónar+D, un congreso internacional que se llevará a cabo en los días previos (“Seguramente lo hagamos en La Usina del Arte”, adelanta Loizaga) y que apunta a estimular la cultura digital. Este costado nerd tendrá conferencias, workshops y hasta un Hackatón Musical, que reunirá a desarrolladores y diseñadores para crear interfaces para componer y tocar en vivo. Estas actividades lo alejan de la definición tradicional de festival. “Casi que no queremos usar esa palabra”, dice Loizaga: “¿Por qué? Porque no sólo vas a encontrar música. Va a ser más que eso. Es una convención del futuro”. Fuente: http://www.rollingstone.com.ar/

You may also like...